Informática

 


El ratóndel ordenador, como medio intuitivo para la introducción de datos, haevolucionado desde los años 90 para convertirse en una de las interfaces másimportantes entre el ser humano y la máquina. En combinación con una superficiede usuario gráfica, ha incrementado notablemente la facilidad de uso de losordenadores y de este modo los ha hecho accesibles al mercado de masas. ¿Quiénhubiera pensado hasta hace relativamente poco tiempo que los ordenadores sinratón llegarían a ser competitivos?

El desarrollo de la funcionalidad de la pantalla táctil en los smartphones y enlos tablets es sólo una prueba de la enorme fuerza innovadora de lainformática, que en comparación con otras disciplinas, todavía es relativamentejoven.

A este respecto, las soluciones computarizadas de problemas técnicos puedenasegurarse frecuentemente con una patente, aún cuando en Alemania y en Europalos programas de ordenador y los algoritmos como tales, no acceden, sin más, ala protección de patente. Justamente en el campo de la informática merece lapena proteger los propios desarrollos también dados en otros países, como, porejemplo, en los EE. UU., donde existe un acceso más amplio a la protección depatente. De este modo se protegen también, a menudo, gracias al derecho depatente, procesos que al menos a posteriori, parecen sencillos y que quedan asímonopolizados por un único ofertante.

La informática va más allá de la programación propiamente dicha y entretantodesempeña, en muchas especialidades técnicas, un papel que no se puedesubestimar. Especialmente a partir de esta diversidad, resulta siempre algonuevo que, quizá al principio, sólo sirve como ventaja diferencial y quedespués, encuentra una amplia difusión.

Informática – Proteger lo nuevo!